Poesía: Atlántida y Gundonao

Juan Pablo   Uribe  Hernández 2019-03-31

ATLÁNTIDA

Oh, país regado por ominosos ríos
de mañana, tarde y noche el trazo sin sueño,
el espacio y su contenido captura
de entre todos tus logros la impresión más precisa,
viendo en cerros tus vistas
a los sentidos cautivan,
en el cielo tu huella,
en el mar tu querella,
en la tierra tu ausencia,
teatro, santidad y capricho
que en tu gloria ternaria
a la madre alababas,
que en tu gloria ternaria
en el Sol encontrabas.

Poesía

GUNDONAO

No fue navegado ningún río,
sino hasta dominado el viento frío;
no fue recorrido ningún páramo
sin que antes abrigado el suelo vívido;
la luna de estío, obsequio recibido
de piedras senderos, de piedra el cielo entero,
y a la distancia,
como reflejándose en el viento,
la ignota figura, la ignota forma.

*

De acuerdo a la contienda del día
entre adultos y niños,
obedecer es desprestigio;
educar a golpes, beneficio,
librarse uno del otro
poniendo en práctica lo dicho,
mas de lo que es cierto, uno lo ignora
y de lo que es falso, el otro olvida;
si no haz amado, hazlo ahora;
si ya lo haces, buena hora.

Juan Pablo Uribe Hernández: tengo 27 años y nací en la Ciudad de México. Estudié filosofía en el Claustro de Sor Juana Inés de la Cruz y he publicado en la antología poética Otras voces nos agitan, editorial Capítulo 7, y en la revista digital Nocturnario. Mis poemas pueden ser leídos en mi cuenta pública de Facebook.